martes, 1 de noviembre de 2011

ME VOY A ASEGURAR EL GEN DE LA ESTUPIDEZ.

El otro día escuché una noticia que hablaba de los famosos que se aseguran partes del cuerpo por millones de euros. 


 















Luis Miguel. Cantante. Se aseguró las “cuerdas vocales”. Bien.
Fernando Alonso. Piloto de F1. Se aseguró los “pulgares”. Curioso, pero lógico.
Iker Casillas. Portero de la selección Española. Se aseguró las “manos”. Muy lógico.
Y Cristiano Ronaldo se aseguró las “piernas”. Es un jugador de fútbol. Natural.

Por otro lado:
Jennifer López. Cantante y actriz. Se aseguró las "nalgas".
Angelina Jolie. Ganadora del Oscar a mejor actriz 2010. Se aseguró los “labios”.
Jennifer Aniston. Actriz. Se aseguró el “cabello”.
Y Mariah Carey. Cantante. Se aseguró los "senos".

Yo sólo pregunto… ¿Por qué?

Y no es una pregunta retórica, es una pregunta frontal… ¿Por qué?

¿Qué nos pasa a las mujeres? ¿Por qué no nos aseguramos el cerebro? Que como pareciera que lo estamos a punto de perder así nos pagan antes.

¿Por qué insistimos en interpretar los papeles más tristes de la historia de la humanidad?

Yo soy mujer, pero no soy tonta. Soy seria. Me gustan las conversaciones interesantes. No hablo todo el día. Me encanta estar callada. Escuchar buena música. La paz. Y no entiendo absolutamente nada de moda, maquillaje, famoseo e imbecilidad.

Además, si me tuviese que asegurar algo, me aseguraría el cerebro y las manos, porque es lo que más utilizo y porque aún no he aprendido a escribir con los "senos” ni a pensar con las "nalgas”.


Hay muchas mujeres interesantes e inteligentes pero, no se por qué extraña razón, los “senos” y los “tacones de aguja” llenan las pantallas y la prensa de todas las clases.

Y no me vengan con que son ellos los machistas que lo hacen así, porque las que sostenemos el paragüitas con cara de “qué bien me la estoy pasando”, a los pilotos de Formula 1, somos NOSOTRAS!
Y también tenemos la opción de decir algo como “Mira, el paraguas que te lo sostenga tu madre, yo me voy a crear una existencia que valga la pena”.  

Yo soy una mujer, me gustan los hombres y detesto la estupidez femenina. No tengo por qué estar haciendo “alarde de mis encantos” todo el tiempo.

¿Acaso los hombres nos muestran las piernas todo el día? ¿O usan camisas que dejan ver “medio” bíceps o pantalones que dejan ver “medio” testículo, así como nosotras dejamos ver “media” teta todo el tiempo?

Ellos: corriendo en coches de Formula 1.
Ellas: haciendo una pasarela de sonrisas y exceso de maquillaje a los ganadores, aplaudiendo excitadas con una gran sonrisa y el cerebro muerto.


Ellos: grandes pilotos de motos.
Ellas: semidesnudas entregando una copa de un deporte que no saben ni como se llama y esperando que las mojen con la espumita del champagne.

Ellos: periodistas reconocidos y sagaces.
Ellas: pibones descomunales con unos ojazos azules que se salen de la pantalla y unas tetas impresionantes.

Ellos: pantalón, camisa, corbata y a trabajar.
Ellas: falditas cortas, escotes, maquillaje, pelu, perfumito, alhajas, aretes, collares…

Ellos: reyes y presidentes.
Ellas: “al lado” haciendo despliegue de modistos, uñitas pintadas a tono, ahora coleta, mañana pelito liso, pasado mañana… Uy! Uy! ¿Qué me pongo!?

No se como decir esto, lo voy a decir lo más tranquila que pueda:
¿Quién fue el hijo de puta que nos puso a las mujeres este maldito gen de la estupidez?

Ah, espera, me olvidaba, estamos “programadas” para procrear y por eso… ¿Por eso que??

Uy, uy, espera, me olvidaba… “detrás de un gran hombre hay una gran mujer”… ¿¿Detrás??

Ah, no, espera, no se lo que estoy diciendo… si es que en la historia han habido mujeres muy importantes. ¿Han habido? Así como en plan “anecdótico”??

Si! Cuanta razón! Son unos cabrones!

¿¿Perdón?? Cabrones ellos? Pero señoras! Si no nos tienen que apuntar con un revolver para pasarnos una hora frente al espejo cada mañana.

Si no nos tienen amenazadas con liquidar a toda nuestra familia para que nos pongamos corrector de ojeras, base maquillaje, rubor, sombra blanca, sombra más oscurita, rímel, delineador, esmalte de uñas…

Si nadie nos ha enviado una nota anónima diciéndonos “O os ponéis un escote hasta el ombligo o sufriréis las consecuencias”

Los tacones de aguja estilizan las piernas. Efectivamente. Pero a todos ¿O acaso has visto algo más horrible que un hombre con zapatos, calcetines y las piernas descubiertas?

Pero ¿Ellos se destrozan la columna vertebral utilizando un zapato a contra natura?

No.

¿Y nosotras?

Si.

¿Y por qué?

Por este maldito gen de la estupidez. 

Ahora estarás pensando “Seguro que ésta es un bicho feo que no se lo come ni el ácido, por eso habla así”.

Pues te equivocas.

Soy guapa y si me arreglo quedo como un pibón. Sólo necesito un poco de maquillaje y alisarme el pelo, porque me queda mucho mejor que ondulado. Me compré una plancha de cerámica el otro día, que me costó carísima, pero ha valido la pena porque me lo deja super planchado y me protege la fibra capilar. Además si me resalto los ojos quedo divina, tengo un rímel que se llama X-Extended que resalta un montón las pestañas. Lógico si ando en chándal no, pero con un vestidito y unos zapatos adecuados, de esos altos, quedo espectacular. Eso si, los labios con tonos ocres, porque los rojos no me favorecen a no ser que las uñas….

¡Nooooooooooooooooooo!

¡Maldita genética!


CROQUETAS DE JAMÓN IBÉRICO By Maricarmen.

Por suerte la tontería aún me permite cocinar.


Siempre me gustó cocinar y no te creas que es porque cuando era chica “me regalaban” cocinitas y muñecas y así me deformaron. YO PEDÍA cocinitas y muñecas porque NACÍ deformada.

 
Así que me voy a relajar, a respirar profundo y que la naturaleza haga lo que tenga que hacer, porque lo hará de todas formas.

Es una receta sencilla y deliciosa, ya verás…

En una olla colocas una base de aceite de oliva, lo calientas y luego lo enfrías. Esto es para que el aceite no tenga sabor a “aceite crudo” y a la vez lo dejas enfriar para que no fría el jamón. Vaya detalle ¿No?

En este aceite tan “exigente” rehogas unos 350 gm de jamón crudo (el más rico que encuentres) cortado en daditos muy pequeños.

Al cabo de unos 10 minutos, a fuego muy lento, agregas unas 5 cucharadas de harina blanca y revuelves otro poquito. Luego agregas lentamente 1 litro (aprox.) de leche y revuelves y revuelves con mucha paciencia durante una ½ hora o hasta que la mezcla esté espesa.

Lo retiras en una fuente plana y lo dejas enfriar tapado con un paño húmedo (esto es para que la bechamel no se endurezca por arriba).

Cuando la preparación esté fría, formas las croquetas, una a una, primero con huevo y luego con pan rallado y a freír.

Vas a ver que delicia. Te va a encantar, seas hombre o mujer.


¿¿Y el gen de la estupidez masculina?? ¿¿Por qué no hablamos un poco del gen de la estupidez masculina?? ¿¿Eh??

Porque se acabó la receta. Simplemente. ¿O qué pensabas?

Que aproveche. 

31 comentarios:

Arte Marga Grigera dijo...

qué fantástica narración... y al final nos has hecho "la croqueta" de manera deliciosa... ya la probaremos.. tus escritos alegran el alma, andemos con o sin maquillaje..

victoria eugenia dijo...

Cuanta razón tienes!!! Pero eso es lo que hay.
gracias por las croquetas....seguro que estan buenísimas.
Un abrazo.

Secretos de Familia dijo...

Eres genial escribiendo y haciendo croquetas. Estoy de acuerdo en todo lo que has dicho pero yo no lo podría haber dicho mejor. Un beso y sigue escribiendo por favor, te he descubierto hace poco y ya soy una ferviente seguidora.
Isabel

Valdomicer dijo...

No sé qué gen es el culpable; pero no soy capaz de hacer croquetas.
No es que no me queden bien, es que no me salen, vamos, que el producto no puede ser llamado croqueta de ninguna manera.
Me lo habéis explicado, reexplicado y requeteexplicado y, nada, que no hay modo.
Si algún día fuese capaz de hacerlas bien.... No creo, ya ni siquiera lo intento.
Posdata: El gen de la estupidez no es intrínsecamente femenino. Es que las mujeres lo disimulais menos.
Un besino.

antonio dijo...

Todos somos culpables de implantar el gen de la estupidez de género. Unos por aplicarla y los otros por seguir el juego por una supuesta comodidad que a la larga es destructiva para las propias mujeres.

Muy bueno el detalle del aceite.

Abrazos y saludos afectuosos!

Pilar dijo...

Una entrada estupenda, no sé si será el gen de la estupidez, pero desde luego el listo que nos vendió el mito de la superwoman, hizo un verdadero agosto.


Un saludo y que ricas las croquetas.

Tita Cocina dijo...

Estoy muy de acuerdo con lo que dices. El gen de la estupidez lamentablemente prima en muchas mujeres. Pero si hay algunas con las que no se puede conversar, son limitadas, hablan superficialidades aburridas, tocan los mismos temas y por sobre todo son autoreferentes...
Me encantó la receta, muero por el jamón crudo. En Chile es tan caro que por lo general lo comemos como aperitivo. Estas croquetas tienen una pinta espectacular. Gracias por el dato del aceite.
Bss
tita

pseudosocióloga dijo...

Yo siempre he dicho que las mujeres son las que educan, así que imagino que esa madre que no le ha inculcado a su hija que sostener un paraguas en minifalda y con taconazo es un craso error, luego no se quejará cuando vea a su hija recogiendo calcetines sucios masculinos por la casa mientras los hombres descansan en el sofá.
Y al hombre que le interesan las mujeres solo por su apariencia pues acabará aburrido de la vida.

Nathalia dijo...

Hola, acabo de conocerte y me dejas boquiabierta con tus post. Por cierto, gracias por tu visita, si no, no hubiese llegado aquí.
Tienes un blog super interesante, así que me quedo a seguirte.
Un abrazo y que tengas una buena semana

Victoria dijo...

Esas recetas buenísimas!!! Leerte una delícia!!! Me ha encantado tu blog, me ha dejado buen sabor de boca en todos los sentidos. Genial!!!

Besos.

Tita la mas bonita dijo...

Como siempre magistral, grandiosa! cada vez crece mas y mas mi admiración por mujeres como tu! Mujeres 10, 10 de excelencia, cerebral y espiritual, mujeres que son y dejan la absurda carrera de parecer y tener!

Un Besito Marino

Bego (samira) dijo...

Jajjaaa lo que me he reído leyéndote , son verdades como puños ........ a veces nos dejamos llevar y otras no, depende del grado de rebeldia que tengamos ese dia pero aunque esta sociedad esté montada asi no nos dejaremos convencer, no , no, nooooo
:))

Qué suerte que te hayas hecho seguidora de mi blog, asi te he podido descubrir y si me das permiso por aqui me quedo.

Las croquetas habrá que probarlas
;)

Un besito.

ODRY dijo...

Tesoro, tienes toda la razón de este mundo y del que venga, estoy contigo a pies puntillas y encima cocinas como los ángeles, los hombres no son tan mañosos, que te lo digo yo.

UN besote.

Labidú dijo...

Holaaaaa!!! Vaya lo que me reí, por no llorar, de las cosas que cuentas. Más razón que una santa, guapa!!!! A mí ese gen parece que se me está aflojando, pero fui de las que más podría presumir de tenerlo... Impersonalidad??!! Estupidez??!!! Parecer bien a toda costa??!!! Idiota profunda que fui (y espero no volver a caer, que ya sabes, las adicciones se quitan muy mal), jejejeje!!! Besinos llenos de gracias por pasarte por mi cocina y hacer que te pudiera descubrir!!! ( las croquetas están estupendas, seguro, las fotos lo dicen todo)

Carmen dijo...

Estoy contigo en TODO. Cuánta razón llevan tus palabras y no sabes cómo he disfrutado leyéndote.

Gracias por regalarnos tus pensamientos en la forma de esta gran narraicón.

Saludos, Carmen

Guille dijo...

Hola Papamba, deslumbrante argumentación, sabes una cosa? creo que soy feminista ja ja, es que estoy de acuerdo contigo en casi todo...
Pero fijate, de todos los que nombraste que se aseguraron partes de su cuerpo no sacas a uno decente. Empezando por Ronaldo, creo que una modelo adolescente tiene mas cerebro que ese...ja ja...ni hablar de los otros...
Bueno amiga, te felicito, aunque creo que todavía hay hombres dignos en el mundo que valemos la pena.

Voy a ver tu nueva receta.

mabel dijo...

fenomenal relato y fabulosa receta besos

Secretos de Familia dijo...

Vengo de ver tu vídeo de la receta del pulpo. La fotografía es genial pero lo mejor es como nos cuentas la anécdota y tu experiencia con el pulpo. GEnial. Un beso
Isabel

Carolina dijo...

Pues tú me vas a permitir que confiese que yo debo de tener ese dichoso gen, y no es que sea una de esas que se pasea sujetando el paraguas en las carreras, no, pero yo intento ir todo los día divina de la muerte, bien maquilladita y con mi taconazo, por favor.
Eso sí, creo que no me ocupa demasiado espacio porque considero que mi cerebro está muy bien amueblado.
las croquetas, una maravilla, el jamón les que da estupendo.
Besitos

Rosa dijo...

Un texto muy interesante, la verdad... Y una receta estupenda!!

Gracias por tu comentario, espero seguir viendote por mi blog, siempre es grata tu visita.

Saludos
Rosa.
http://rousesbakery.blogspot.com/

Simplemente Mirella dijo...

Dios mio!!!! estoy que me río y me río y no dejo de llorar de tanto reir...le he tenido que echar el cuento a mi esposo que me preguntaba cual era la risa..
Eres una artista escribiendo..tu humor es increíble..y de paso, haces unas recetas que son de muerte lenta...
Has alegrado enormemente lo que queda de mi día..muchos besos...

Amanda dijo...

Te doy toda la rszón.
Me gusta tu forma de "cocinar". Me quedo a molestarte de vez en cuando y te llevo a mis cocinas amigas.
Besitos.
;-D

María dijo...

Hola muchas gracias por visitar mi blog y hacerte seguidora eso me ha traido al tuyo y me ha encantado asi que me quedo tambien de seguidora para no perderme nada un besazo
cosicasdulces.blogspot.com

Cooking On My Mind dijo...

jajajaj...es que me parto de la risa..una mujer interesante e inteligente, ojala mis hermanas pensaran como tu. En fin..siempre lo he pensado pero no lo he plasmado tan bien, porque las mujeres se venden asi?...pero no hay que dejar de lado la estupides del hombre, que hay de interesante de andar corriendo y empujando una pelota como estupido de alla para aca?...en fin bella narracion, bella receta...eres alusinante...:)

Leny dijo...

No podía haber llegado a tu blog con un post mejor! 100% de acuerdo, jajaja es más parece una discusión mía una tarde cualquiera en la que hasta mi novio me oye los pensamientos coléricos y alborotados.
Me quedo a seguirte, veo que has dicho mucho y no quiero perderme todo lo que te queda por decir.
Un abrazo
Lxx

Tita dijo...

¡Genial!

Oye, ¿pero tu sabes lo que hay detras de un gran hombre?

Una mujer sorprendida

XD

Thony Caro dijo...

HOLA PAPAMBA: TE HE ESCRITO, PERO SE VE QUE NO TE HA LLEGADO.-
TE CUENTO QUE SOY ESPAÑOL, DE GALICIA , PERO HACE MUCHOS AÑOS QUE VIVO EN URUGUAY.-
ME ENCANTO ESTA ENTRADA, LA HE DISFRUTADO MUCHO, TAMBIÉN PUSISTE UN TOQUE DE GRACIA AL ESCRIBIRLO.-
BESOS.-

Yolanda dijo...

Genial, genial, genial. Si es que la misma mujer la que discrimina. ¿Por qué tiene ella que tener su día, el de la mujer trabajadora? Todo se excuda diciendo que tenemos que tener los mismos derechos que los hombres. Pues ale, pongámonos el mono, y venga a subir paredes, y con el soplete a fundir cobre. Claro ... ¡no queremos igualdad! Que tenemos la boca grande, sí, y eso es una "malformación genética", aunque hay también algún hombre que se las trae.

Y con toda esta monserga tus pobres croquetas se quedan ahí, casi en un rincón, ignoradas. ¡Pobres! Menos mal que no hay ni Dios que menosprecie una croqueta.

Besos y feliz día.

Andy dijo...

Bueno él gen de la estupidez yo lo tengo desarrollado a veces en porcentajes inadecuados.Como los las mañanas al preguntarme veinte veces"Me veo bien?" antes de irme al trabajo,pero,otras veces me importa un carajo.No tantas como quisiera ,pero,no se puede ser perfecta!.
Te tengo que dar la razon por que si tuviera que asegurarme algo seria él cerebro aùn quedandomé sin tetas!
Me gusto y regusto leerte!!!

orquidea59 dijo...

Me encanta como y lo que escribes.
Es un bonito momento pasar por aqui con croquetas estupendas además.
Genial.
Besos

Victoria dijo...

Estupendos comentarios y riquísimas croquetas!!!