viernes, 7 de enero de 2011

LA GRAN PROPOSICIÓN Y EL PASTEL DE BACALAO.


Creo que es hora de hablar enserio. Hace mucho que te conoces, eres feliz contigo, has pasado muchos momentos buenos, otros no tanto, pero sobre todo, te amas. Te amas más que a nadie en este mundo. Por eso quiero proponerte algo y espero que digas que sí…

¿Te quieres casar contigo?

Se que es una decisión importante y no pretendo que contestes ya, pero… piénsalo, medítalo, se trata de tu futuro, de tus sentimientos, de tu estabilidad. Eres una buena persona, te harás feliz. Hace años que buscas a tu media naranja pero… ¿Quién dice que no seas tú una naranja entera? 

Se que no es una decisión para tomar a la ligera, sobretodo porque una ruptura sería bastante difícil de gestionar. Pero piénsalo.

Ahora se permite el matrimonio entre personas del mismo sexo. Pero vayamos más allá ¿Y si te casas contigo mismo?

Nadie dice que un matrimonio heterosexual, con un hijo adoptivo, no pueda ser una familia. Nadie dice que una pareja de hecho, con un perro, no pueda ser una familia. Nadie dice que dos hombres y un loro, no puedan ser una familia.

¿Quién dice que no puedas ser tú, una familia?

¿Quién es la persona que más te comprende, la que más te acompaña, te conoce, te entiende y te quiere?
¿Quién ha estado realmente “ahí” cuando más lo has necesitado? Siempre dándote tu mejor consejo?
¿Quién conoce mejor tus gustos, tus sentimientos y tu cuerpo?

Ya se, la procreación sería imposible, pero también lo es en el matrimonio homosexual. Ya pensarán en eso más adelante… me refiero a ti y a ti.

Y si no funciona, sino te llevas bien contigo mismo ¿Quién mejor que tú para comprenderlo?


Las infidelidades y engaños serían imposibles y si alguna vez se te cruza la idea de engañarte con alguien, te enterarías en el mismo momento.

Se terminó aquello de ¿Con quién pasamos la navidad? ¿Con tu familia o con la mía? O ¿Quién lava los platos después de la cena? Ni uno, ni otro, ni ninguno de los dos… sino ¡Ambos! (Que es mucho más equitativo)

Y tu pensarás ¿pero no me sentiré sólo? Por supuesto que sí y así será hasta que no sientes cabeza y te cases, lo dice todo el mundo. Pues bien, ¿a qué esperas? Cásate contigo! Propóntelo! No te dejes escapar!

Déjate de tanto rodeo, date el “sí quiero”, júrate serte fiel en la salud y en la enfermedad; en la riqueza y en la pobreza, jura amarte hasta que la muerte te separe y se feliz contigo y para siempre. 

PASTEL DE BACALAO 2011 (con Desenfreno de verduras al horno).

Pon a sofreír 2 cebollas grandes muy picadas, ½ morrón amarillo picado y un pimiento rojo muy picado en un generoso chorro de aceite de oliva. Yo suelo tapar la sartén con una tapa con agujeritos para que se cocine en una mezcla de fritura y hervor (manías).

Cuando esté todo muy blandito (deja pasar una media hora mientras revuelves bien). Agrega ½ taza de pasas de uva picadas y tres tomates picados.
Cocina la mezcla durante unos 20 minutos a fuego lento.

Luego agrega 300 gm de bacalao desalado y desmenuzado.



Revuelve todo bien y agrega dos cucharaditas de perejil picado, pimienta blanca a gusto y sal (si te falta).

¿Sabes esa catarsis colectiva que vive la gente en fin de año? Esa que te hace comer y beber como si te hubiesen contratado para liquidar a tu hígado? La que te hace reír y reír excitado como si alguien hubiese cambiado el oxigeno de tu casa por protóxido de nitrógeno? ¿Sabes esa manía absurda que tiene la gente de sentir mariposas en el estómago como si fuese a pasar algo increíble simplemente porque a las 12 de la noche cambia el año? ¿Sabes de lo que te hablo? Bien, pues yo soy uno de ellos.



He estado tan ocupada esperando el “maravilloso” “nuevo” “año” que no tuve tiempo de hacer una buena masa y la compré: más precisamente, dos masas de hojaldre (Me encantaría decir que no es tan rica como la que hago yo pero lo cierto es que no se hacer masas de hojaldre, tengo entendido que es muy difícil, en fin, un día lo probaré)

Colocas entonces en una asadera untada de aceite de oliva la primer masa, luego colocas el relleno, luego la otra tapa y lo cierras como una empanada.

Con los trocitos de masa que me sobraron formé un 2011 que me quedó bastante proporcionado y luego lo pinté de huevo batido para que brille. No pretendo con este último detalle competir con la “Esferificación de té verde” de Ferran Adrià, pero al final de cuentas vivimos de la fantasía y este detalle ha hecho de este pastel, una fantástica bienvenida para comenzar el año con ilusión.

Lo acompañamos con una especie de catarsis de verduras al horno: berenjenas pintas en rodajas, cebollines pelados, alcachofas, espárragos trigueros, repollitos de Bruselas, champiñones, morrón verde, morrón amarillo y ajo. Lo dispuse todo en una fuente de horno cuidando que se “vean” todos los ingredientes y lo cubrí con aceite de oliva, sal y pimienta negra. Lo llevé al horno unos 40 minutos y listo.

Espero que te guste y también que te animes a dar el gran paso. Es un año nuevo, lánzate. Por lo menos no podrás decir que no lo has intentado.

Feliz año nuevo (y espero que te digas que “si”).

10 comentarios:

TRINI ALTEA dijo...

Por dios esto tiene que estar buenisimooooo
Con lo que me gusta el bacalao, que rico
Te ha quedado espectacular.

Towanda dijo...

Yo, alguna vez canto ésto:

"... me quiero más que a mis ooooojos,
me quiero más que a mi viiiia
más que al aire que respiro y
más que a la madre mía...."

Igual sería candidata a casarme conmigo misma. La pena es que lo hago en tono jocoso y no es cierto...

Bueno, el otro día lentejas (que odio desde los 14 años) y hoy bacalao (creo que no lo pruebo desde los trece...) ¿Cuándo me vas a preparar una ensaladilla rusa...? La verdad es que no soy de buen comer jajaja

Un abrazo y precioso post.

Susana Terrados dijo...

Qué delicia es leerte siempre. Eso de casarme conmigo no lo había pensado, supongo que no me convenzo de todo, algún defectillome encuentro pero, en verdad, ¿quién es perfecto? Tendré que repensarme la oferta.
El pastel se ve...increible y eso que el bacalao no es mi mayor tentación.
Besotes.

Las recetas de Abunany dijo...

Lo que más me encanta de tu blog , es el preambulo que siempre haces !!!!

Obvio que la recetas tb, son muy interesantes , em entretien mucho .

No se si me casaría conmigo , soy un poco insoportable con el orden .

Pero como decis nadie te conoce como una misma .
Deseo que hayas comenzado un hermoso 2011!!!

Un beso , cuidate .
Nancy

Balovega dijo...

Buenas noches..

Que decir.. esto tiene una pinta extraordinaria, con tu permiso me llevo la receta para hacer en cuanto pueda...

Bellos sueños

impresiones de una tortuga dijo...

Pués ¿sabes qué?...¡me lo voy a pensar!,sería bigamia, pero...¿quién se íba a enterar?.
Por otro lado, pienso hacer el pastel y las verduras.
A partir de ahora, cuando no sepa qué poner de comer, te consultaré, ¡parece todo tan facil cuando tú lo explicas!.
Un abrazo.

Papámba. dijo...

Esa canción me la quedo Towanda! es buenísima!

Tortuguita, son así de fáciles las recetas, me alegra que te den ideas. Eso sí, si algún día quieres "espuma de melocotón con aires de frambuesa" no lo busques por aquí eh?

Abunany, te vienes soportando tu "extra orden" desde que naciste es la prueba de fuego para que ese matrimonio contigo misma funcione!

Querida Susana, igual puedes sustituir el bacalao por otro pescado que te guste. Yo pensé en salmón, pero hasta que no lo haga no te lo recomiendo, a ver si te voy a arruinar la cena!

Y bienvenida Balovega y Trini!

Un abrazo a todos y a ver que nos depara este domingo nuevito que por aquí recien empieza. Mmmmm que emoción!

Jan Puerta dijo...

Yo, creo que me atrevería a formar una familia con un pastel de bacalao como el que presentas.
Excelente espacio el tuyo. En más de una ocasión me dejaré caer por aquí.
Un abrazo

KOKE dijo...

Demasiado tarde ya le pedí matrimonio a otra persona, aún así seguro que me daría calabazas a mí mismo, me tengo muy visto ya jejejejeje.

Un besazo y feliz año lleno de recetas guapas y reflexiones tremendas como estas.

kokein

Las cosas de María dijo...

Yo firmo ya!!! jajaja :O) Que razón tienes... El secreto de la felicidad es ser feliz contigo mismo, un beso y me encanta como escribes.