sábado, 12 de marzo de 2011

SUSHI. PARA CUANDO TE APETEZCA ALGO SENCILLITO (by Adolf)

Si alguna vez sientes hambre de verdad y alguien te propone preparar rápidamente un sushi, niégate rotundamente.

Yo no soy precisamente famosa por cocinar rapidito, porque me gusta jugar con los ingredientes, beber un buen vino mientras cocino, escuchar música, pensar, distenderme.

Pero lo curioso del sushi no es que tarde en hacerlo la gente como yo. Lo curioso del sushi es que no hay manera humana de hacerlo en menos de dos horas y media.
Sí, dos horas y media de minuciosa elaboración para preparar tres platitos de Makis y Niguiris (no importa qué es qué, vas a tener tanta hambre cuando te los comas que ya se pueden llamar “silla”).

Cuando terminas de hacer sushi y ves esos coloridos y exóticos platos con tanto orgullo, te da tanta lástima comértelos, que probablemente sea por eso que satisface tanto, porque la mitad del organismo se te llena de culpa.

En cuanto a los ingredientes, aquí te dejo un consejo que te servirá muchísimo a la hora de buscarlos: no los encontrarás.

Te preguntarás entonces ¿para qué publico esta receta?

Yo también me lo pregunto. Tal vez para que cuando comas sushi la próximas vez, lo valores tanto como yo después del día en que lo preparé.

Nosotros éramos cuatro personas y sólo parábamos de vez en cuando para mirar al “chef” y comprobar si "eso" que hacíamos aún seguía siendo comida o finalmente íbamos a terminar haciendo velas de cera, punto croché o muñecas de porcelana.

La mirada experta de mi amigo venezolano de padres gallegos nos daba tranquilidad, como es lógico. No en vano lo respaldaba un curso de 3 horas y media que había realizado la semana anterior, impartido por un catalán, en una academia de Barcelona - España

(¿Dije Japón? Ah, no, no lo dije)

De cualquier manera, los ingredientes que nunca encontrarás son: 

- 80 ml de Vinagre de arroz: Awasesu (vinagre para sushi)
- 500 g de Arroz para sushi: Sumeshi (no “cualquier arroz”, no te pases de listo)
- Algas Nori
- Salmón y atún crudo (Vete al lugar más caro y fresco de tu ciudad y pide el salmón más caro y fresco que tenga en su tienda. Cuando te lo traiga dile: - ¡Esto es inadmisible! ¡Dije fresco! (así lo intimidarás y te traerá su “fresco especial” que guarda para “esos” clientes). En esto me han hecho mucho hincapié. Resulta que como el pescado va crudo, si no está fresco te puedes coger una indigestión espantosa. Y una indigestión espantosa luego de estar dos horas y media cocinando de pié y con hambre, te va a hacer sentir muy mal.

Ingredientes “normales”:

- 40 g de azúcar blanca
- 10 g de sal fina
- 625 ml de agua (para la cocción del arroz)
- Salsa de soja.
- Wasabi (una pasta verde tan picante, que como no la comas con cuidado, te voy a pedir que te abstengas de escribir comentarios en este blog por unos días)

Al lío..

1.- Lava el arroz en un colador. Luego déjalo escurrir durante 30 min (No te pases de listo e intentes sacudir el colador para que se escurra antes. Si los japoneses dicen 30 min, son 30 min. Por eso son tan productivos, no pierden el tiempo discutiendo pelotudeces, esperan y ya está.)

2. – En una olla pon el vinagre, la sal y el azúcar y caliéntalo a fuego lento hasta que se disuelvan. Luego quítalo del fuego y déjalo enfriar.

3.-Pon el arroz escurrido en la olla con agua. Tápala y llévala a ebullición. Cuando empiece a hervir, baja el fuego y mantenlo 10 minutos más sin destapar la olla.
   
Pasado los 10 minutos, sacamos del fuego y dejamos reposar otros 10 minutos (aún no destapes la olla)

¿A que mola?  Seguimos…
4 - Volcamos el arroz en un recipiente ancho y presta atención a esto porque no tiene desperdicio:
Mientras uno vuelca el arroz en el recipiente, otro lo remueve, un tercero lo abanica y un cuarto va incorporando el vinagre!   
Sí, sí, sí, sólo falta que un quinto te rasque la espalda, un sexto 
Mientras uno vuelca el arroz en el recipiente, otro lo remueve, un tercero lo abanica y un cuarto va incorporando el vinagre!   
Sí, sí, sí, sólo falta que un quinto te rasque la espalda, un sexto recite poesía y un séptimo les pregunte ¿¿¿Pero que hacen???

Lo bueno de esta receta es que nadie queda de lado. Como los japoneses son muchos, el arroz se cocina entre muchos ¿Total?

5.-Una vez que el arroz no despide calor, tápalo con un paño húmedo para impedir que se seque.

- El resto es fácil (comentó el chef haciendo obviamente alarde de una siniestra ironía).

Cortas las Algas Nori en dos y a cada mitad le vas colocando el arroz en forma de cilindro y pedacitos de pescado a tu gusto, semillas de sésamo negro y resto de elementos (aguacate, mando y todo tipo de frutas exóticas).
Cuando esté a tu gusto, lo enrollas con una esterilla de sushi Makisu (Otro elemento que cualquiera tiene en su cocina) y lo cierras. Luego lo cortas con un Hocho (cuchillo especial para suchi) en redondelitos y listo.
Todo este proceso es para hacer los Makis.

Para hacer los Nigiris coges con la mano mojada un trocito de arroz, lo aplastas y manoseas hasta que quede conforma de oruga y por encima le colocas semillitas y los trocitos de pescado que más te gusten.

Los platos eran una verdadera maravilla. Servimos la mesa y yo, con mis ojeras de hambre y una risita nerviosa con la que intentaba apaciguar el mal humor, me disponía a coger el tenedor, cuando una mano sabia me detuvo: No, no, no. Se come con Ryoribashi (palitos chinos).
Menos mal, por un momento pensé que estaba “comiendo”. Me  pregunté entonces si también tenía que hacer el paro de mano mientras lo sumergía en la salsa de soja con la oreja, pero no. Sólo tuve que acalambrarme la mano cogiendo las orugas con dos palitos “ingestionables” en el gesto más antinatural que haya hecho jamás. 

Un segundo antes de disponernos a comer, el chef comentó con entusiasmo: Y no olviden que Sushi quiere decir ARROZ JAPONES AVINAGRADO!

Gracias a Dios. Yo pensé que quería decir “comida sencillita para cuatro amigos con hambre” y casi me tomo un vuelo a Japón y lo prendo fuego.

Hombre! haberlo dicho antes y todo hubiese sido mucho más fácil!

9 comentarios:

AMALTEA dijo...

Las fotos son sensacionales y la pinta estupenda, lástima que no me guste ni la salsa de soja ni el wasabi. Intentaré cocinar la receta a mi manera.
Saludos

Susana Terrados dijo...

¡Qué rico, qué rico! ...bendita paciencia la tuya y la de todo cocinero que se anime a preparar tan rico sushi.
divinas las fotos, dan ganas de darles un "muerdo".
Besotes.

martinealison dijo...

Cela me semble bien bon tout ça!...
Bisous

María Alonso dijo...

Simplemente disfrutar y esperar que dé la hora de la cena para degustar, jejejeje!!!!!!

Besitos!!!!!!!!!!!!!!!!

Las recetas de Abunany dijo...

Jajaja pero al final todo valio la pena .

Se ven con una pinta deliciosa!!!!

Yo a parte de comerlo en un restaurante japones , lo comí hecho por una de mis nueras y le quedo rico .

Un beso , cuidate .
Nancy

fe-i*ká dijo...

Gracias por compartir esta receta, me vienen de perlas tus explicaciones, y te ha quedado estupendo.
Un abrazo y hasta pronto!

antonia dijo...

gracias por pasarte por mi blog, me encanta el tuyo y me han gustado muchísimo tus palabras acerca de disfrutar cada momento para que la vida no se haga tan corta...

Alicia dijo...

Mmm I love sushi, looks delicious!

PoeMa Bat Soilik dijo...

Tiene una pinta estupenda, seguro que mereció la pena todo el trabajo. En casa intentamos hacer un día un experimento de algo parecido...bbbufffff qué desastre!Malo no estaba pero la pinta dejaba mucho que desear,ni siquiera teníamos un cuchillo decente!

Me ha encantado visitarte, tienes un blog estupendo, ameno, divertido e interesante.

Saludos!