martes, 14 de junio de 2011

MI LIMITADA CAPACIDAD DE GIGABYTES para hacer LASAGNA DE CARNE Y VERDURA.

Me está empezando a preocupar la cantidad de similitudes que tengo con mi ordenador.

Por ejemplo: yo también tengo una capacidad limitada.
Si a mi ordenador le pido que haga 25 cosas a la vez, se cuelga. Yo también me cuelgo. Y a veces tengo que reiniciarme... también.   

Necesito tirar cosas a la papelera antes de almacenar más. E incluso tengo que eliminarlas de la papelera de reciclaje. Porque si no se quedan ahí, en el subconsciente, ocupando lugar sin servirme para nada.

También tengo botones y comandos. Algunos muy obvios, como todos. Otros son exclusivos de mi programación y sólo los conocen quienes me han estudiado mucho.

Tengo una pantalla por la que miro al mundo. Un mundo que no necesariamente es el que tengo en frente. A veces me encuentro mirando a una persona y en realidad, si ves mi pantalla, ando navegando por cualquier sitio. Volando en mi mundo, ese que fabrico gracias a un genial buscador en el que pongo lo que se me da la gana y con sólo pulsar una tecla, navego por tierras insólitas en las que yo ni siquiera hubiese imaginado navegar jamás.

Igual que mi ordenador, tengo algunos programas piratas. Cosas que no son mías, que las he copiado de gente que me ha dicho que es útil y yo las aplico.

También tengo que bajarme actualizaciones de vez en cuando porque si no me quedo obsoleta. Si estoy un tiempo sin hacer nada entro en modo reposo y me tienes que mover algo para encenderme de nuevo.
Incluso en algunas cosas mi ordenador parece más avanzado que yo. Cuando yo cometo un error tengo que pedir perdón, sufrir las consecuencias, hacer llamadas telefónicas, retorcerme del remordimiento y dejar “pasar el tiempo”. Mi ordenador pulsa “Ctrl + Z” y lo “deshace”.

Y con esto que te voy a decir te vas a quedar de piedra: yo también tengo una marca de nacimiento. En mi hombro derecho. Pero no tiene forma ni de manzanita, ni de ventana y eso me da un alivio que ni te imaginas.

Hay otra cosa que mi ordenador no puede hacer, una Lasagna como esta. Y aunque no me lo diga, yo se que le fastidia.


LASAGNA DE CARNE Y VERDURA.

Me encantan las recetas que no pueden quedar mal. Evitan que me sienta una tonta si no se “infla”, “cuaja” o “liga”.

A la lasaña de carne y verdura lo único malo que le puede pasar es que se te queme y en ese caso, salvo que hayas descubierto tu “control + Z” vas a tener que hacerla de nuevo.


En una asadera de horno profundo colocas un chorro de aceite de oliva y tres patatas cortadas en rodajas finas. La cubres con sal, pimienta y leche y lo llevas al horno 10 minutos.

Luego agregas una capa de champiñones, una capa de lombarda, vuelves a condimentar y al horno.
Agregas una capa de cebolla y una capa de carne picada condimentada a tu gusto y otra vez al horno.
Por último agregas 4 huevos enteros y lo cubres con unas lonchas de queso para gratinar, sal y pimienta negra a gusto.

Gratinas y listo.





¿Los sentimientos? Si, en eso sí que nos diferenciamos con mi ordenador. Yo me dejo llevar por mi instinto todo el día, no tengo una vida programada y me enciendo y me apago cuando quiero… espera, espera… nada, lo dicho, me están empezando a preocupar las similitudes que tengo con mi ordenador.

Menú.
Apagar equipo.
Y que aproveche.




13 comentarios:

pseudosocióloga dijo...

Muy logradas, entrada y receta.

Pilar dijo...

¿sabes me parece que además de la receta, que pienso probar pronto, voy a vaciar mi papelera para que no se quede la basurilla rondándome por el subsconciente?

Un beso

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Muy buena esta lasaña de patatas, carne y verdura.
Dale un trozo a tu ordenador.
Besos.

Carmen Troncoso dijo...

Se ve deliciosa creo que es lo proximo que hare, me encanta esto de no tener que inventar, sino mirar a gente genial y creativa como tu, un abrazo desde mi Chile lindo,

Doña Bostezos dijo...

Que divina eres!!!! Gracias a Dios que no eres una computadora programada para hacer post porque sino todos estaríam almidonadamente iguales y sin esa chispa tan tuya que hace que uno se deleite tanto de tus recetas como de tus relatos..
Deliciosoo todo!!
Besos

Carina DIAVOLA dijo...

La verdad es que se ve muy original. A mi, personalmente, no me gusta la lasagna. Pero me ha encantado tu post.
Un beso!

lidia-la escriba-www.deloquenosehabla.blogspot.com dijo...

hola amigahoy recibi un email,tuyo,se agradece mucho,mucho!
gracias mil veces
un abrazo enorme,amiga,y deja un comentaio,ok?
bezaso
lidia-la escriba

Tita la mas bonita dijo...

Yo quiero atrevidamente, complementar tu entrada, diciendo, que tu eres como el ordenador, siempre estas fascinante, tienes tu imán, para estar pegada a Raíces y patatas!

Un Besito Marino

Susana Terrados dijo...

Querida amiga, como siempre, eres capaz de sacarme ciento y una sonrisas en el alma. Me encanta esa comparación con el ordenador, yo hay veces que no encuentro mi control+z pero claro mi modelo ya se está quedando obsoleto...es de los primeros, por lo tanto apago y empiezo de nuevo...ja ja ja..
La receta es exquisita pero lo es más aún con esa maravilla de fotos, francamente te felicito cocinero-fotografa-informáticoa.
Super besitos.

norita dijo...

Me encantó tu post!! Me encanta tu estilo para escribir, tus reflexiones, qué gusto encontrarte!!

el herrero dijo...

está loca la Papamba jajajaja y que se podía esperar? buena cocinera y uruguaya que mas pedir, lo perfecto jajajaja...hoy es el día del abuelo en Uruguay feliz día para todos ellos...espero pasarte una receta espectacular ,cuando la tenga se la muestras a todos pa causar envidia uruguayesca ta?...besotessss

David C. dijo...

provoca comer.

maria oliver dijo...

éste paralelismo es buenísimo y la lasaña tiene una pinta que ni te cuento, vamos no te lo cuento por que tu ya te la has comido, ¡qué suerte!

un beso
(apunto la receta)