domingo, 1 de mayo de 2011

LA TORTILLA ESPAÑOLA DE LA BODA REAL.


Hubo una boda real en Inglaterra ¿Te has enterado? El príncipe Guillermo de Gran Bretaña se casó con una tal Kate, “la Cate” le dicen en la familia. Una chica medio gordita, bajita, de gafas, que trabaja en una panadería de un barrio de inmigrantes italianos en Londres. Es de Sicilia en realidad, de piel tostada y de pelo encrespado. Es más bien feita y un poquito caderona, pero se la ve buena gente. 


Dicen que el príncipe fue a comprar unos bizcochitos un día para desayunar (los cocineros del palacio se lo preparan, por lo general, pero este día dijo: “Dejen que yo voy a por los bizcochos que así muevo un poco las piernas!”) y ahí la conoció.

Cuentan que mientras ella le estaba atendiendo, se le cayó un bizcocho al suelo y se le escapó un taco (¡Puta madre! Dijo) y él la vio tan auténtica, tan natural, que le sonrió. Ella le correspondió con una sonrisa tímida y un poco avergonzada (lógico) y ahí mismo… ¡zaz! se produjo el flechazo y se enamoraron.

Y claro, es que el amor es así, te puede asaltar en cualquier esquina y con cualquier persona. Incluso dicen que es ciego.

Ella va a seguir trabajando en la panadería porque dice que no quiere depender de él. Se ve que no tiene muchos estudios pero es muy honesta y él le dijo que bueno, que si ella prefiere, lo hacen así.

Lo más lindo es que ella no se había dado cuenta que él era el príncipe.
Pufff… cuando se enteró se puso como loca… Que “cómo no me lo vas a decir”, que “quién te piensas que soy”, “tu quién te has creído”… (se ve que tiene un carácter medio podrido. Pero según el padre de él, así mejor “para que lo tenga cortito y madure de una vez”).

Hicieron una pequeña ceremonia íntima para familiares y amigos nomás. Los medios de comunicación estaban locos por sacar alguna foto, pero ellos no quisieron vender su intimidad bajo ningún concepto. Dijeron que su amor era de ellos y no le incumbía a nadie más. Más monos.

Ahora van a ser felices para siempre. Porque como bien rezan todos los cuentos de princesas, lo más importante de las relaciones de pareja es el enamoramiento inicial. Luego la convivencia es lo de menos. 
Si te va bien hasta la fiesta de casamiento, el resto de la vida no hay más que ser feliz para siempre.

Ojalá que sean felices, porque se lo merecen. Lo que es auténtico, es auténtico. Y se nota.

LA TORTILLA ESPAÑOLA DE LA BODA REAL.

Dicen fuentes allegadas a la pareja que ella insistió en hacer Tortilla Española para la boda. Es su plato estrella y quería agasajar a los invitados con algo casero, “fato in casa”, dijo.


La aprendió a hacer en España, una temporada que anduvo por ahí medio perdida.

Una receta riquísima, vas a ver:  

La Tortilla Española es una auténtica obra maestra. Tarda horas en hacerse bien, pero el resultado vale la pena.

Corta 2 cebollas en tiritas bien finitas y ponlas a sofreír en abundante aceite de oliva. Remuévelas despacito, a fuego lento, mientras conversas o te tomas un aperitivo o lo que te apetezca.

Cuando las cebollas estén pochadas, agrégale dos calabacines cortados en rebanadas finas y un generoso chorro de aceite de oliva. Sigue removiendo lentamente.

El calabacín comenzará a ablandarse, en ese momento agrega 5 patatas peladas y cortadas en rebanadas finas y más aceite de oliva, casi como para cubrir la mitad y sal a gusto.


Sigue conversando o pensando, tomate algo rico, tranquilízate (que este mundo está muy loco), respira profundo, medita… y vas a ver que al cabo de un tiempo las patatas estarán blanditas. Remueve y remueve con un cucharón de madera, las patatas se irán partiendo porque estarán blanditas, tu sigue removiendo y mezclando con los calabacines y las cebollas.  Todo muy lentamente.

Cuando todo esté cocido, retira los ingredientes con una espumadera. Deja que el el aceite escurra bien y lo vas colocando en un recipiente aparte inclinado, para que el preparado siga desprendiendo el resto de aceite que le quede. (Te preguntarás por qué no lo colamos directamente. Es porque el preparado estará muy desecho y se te colaría todo y lo perderías).

Luego agrega 9 huevos (Lo se, parecen muchos, pero es así, no discutas, si “la Cate dice 9, son 9). Corrige la sal a tu gusto y remueve con un tenedor.  

Coloca en una sartén un poquito de aceite de oliva y espera a que esté bien caliente. Luego agrega el preparado y un detalle importante: remuévelo todo con un cucharón de madera un minuto antes de formar la tortilla, esto es para que se te haga antes.  
 
Luego forma con el cucharón la tortilla. Cocínala de un lado, dala vuelta con un plato y cocínala del otro.


Ya está.

Importante, no la cocines mucho, que apenas se dore de ambos lados. Una buena Tortilla Española tiene que quedar “húmeda”.

Es una maravilla, ya verás. Para un banquete real es ideal.

Bueno, espero que te quede rico y te deseo que si todavía no has encontrado a tu amor, lo encuentres pronto.
Si es con alguien de la realeza mucho mejor, porque así es todo más auténtico. Pero si es con un plebeyo no te preocupes, acuérdate de que todo es cuestión de llegar feliz al banquete de bodas, para asegurarte que vas a ser feliz para siempre. Y si haces una Tortilla Española como esta, mucho mejor.

Que aproveche. 

33 comentarios:

Ludmila La Chimo dijo...

Hola, primero que nada, gracias por pasar por mi blog y quedarte a seguirme, haré lo mismo porque me gusta lo que veo por aquí, esa tortilla está de lujo, me encantaría una porción.
Besos desde Santa Fe Argentina

Marisa dijo...

Cocinas de maravilla, y mientras lo vemos y nos lo explicas, tu conversación tan divertida nos alimenta igualmente. Las fotografías de esa tortilla ofrecen un aspecto más que apetitoso. Una cosa: la inclusión de calabacín es una variante de la tortilla española, normalmente se cocina sin él en la receta originaria. Discúlpame esta precisión. Aunque viendo el aspecto de tu plato, esta tarde incluiré calabacín.

Un abrazo.

martinealison dijo...

Certainement très délicieux... Bisous

Towanda dijo...

Hmmmmm! Vaya pinta que tiene más rica.
Yo he hecho pocas tortillas de patata porque tardo más de hora y media en prepararlas pero ¡me encanta!.
Un super beso y felicidades por ser tan buena cocinera.

maria oliver dijo...

patata, cebolla y ¿calabacines?, no la había probado nunca con calabacines... parece que ha de quedar buenísimo!!!!!!

lo probaré!

un saludo

Guille dijo...

Pues si que tiene pinta de obra maestra querida amiga.
La agendo para cocinarla algún día que disponga de bastante tiempo en la cocina.
Un abrazo y que tengas un lindo domingo.

Susana Terrados dijo...

Ja ja ja...eres unica amiga mía...me gusta mucho tu historia de principe y panadera, casi casi más que la historia esta tan quillera que nos están pasando por televisión..jeje como te puedes imaginar llevo un ratito riéndome, gracias.
Te puedo decir que qunque la roginal tortilla española, como te han comentado, no lleva calabacín, yo si que se lo añado alguna vez que otra porque me encanta. Pero amí nunca me quedan tan ricas las cosas como se ve en la foto que te quedan a tí...¡que rico!
Muchos muchos besitos.

nury dijo...

Así da gusto cocinar. Encantada de haber descubierto tu blog. Un saludo.

Marina dijo...

Que poca pinta de panadera tiene la Cate jajaja. Me quedo sin duda con la tortilla... los cuentos de princesas hace tiempo que dejé de seguirlos.. ver tanta ostentación me crea vergüenza ajena. Un beso guapa (te pido perdón que si querer borré el mensaje que me has dejado en el blog.. sorry... madre con el piropo que me habías tiraoooo. Un abrazo.

el herrero dijo...

grrrrrrrrrrrrrrr eso es un atentado directo a los sentidos,eres culpableeee totalmenteeeeee, de mis ojos envidiosos, mis manos tembleques,mi nariz alargada y no por mentiroso precisamente,mis oidos se retuercen sintiendo el hervor de esos aceites y cebollas y esta maldita saliva no se quiere quedar quieta grrrr, ya lo sabes....totalmente culpable y la condena: 300 años, porque además te has atrevido a inventar una historia bella que hace sonreir al corazon....sacrilegaaaaaaaaa!!!!! (jajajja muy buen post como de costumbre felicidades che)

SEISITO dijo...

Que delicia de tortilla,te copio la preparación.
Gracias por compartirla.
SALUDOS

Teresa en "Casa Tere" dijo...

Gracias por pasarte por mi blog, me he venido al tuyo y ya soy seguidora. Menuda imaginacion tienes!!!! el cuento es muy bonito y ameniza la lectura, en cuanto al calabacín la próxima vez que hagas la tortilla no se lo pongas y podrás ver la diferencia. En realidad tiene muchas posibles variantes, le puedes poner pimientos y atun y tienes una tortilla paisana, tambien hay la tortilla del sacromonte que lleva sesos y otras rarezas.... pero la autentica es solo patata y cebolla.

Tita la mas bonita dijo...

Da un gusto enorme cocinar con tus relatos y recetas!

Un Besito Marino

La abuela frescotona dijo...

que ricor¡¡¡¡¡
la haré, me encantan las tortillas, y los revueltos, saludos amiga

Mónica dijo...

Pues mira, acabo de llegar a tu blog, y tengo que decirte que me lo he pasado tan bien leyendo tu relato del príncipe y la panadera, que me quedo por aquí para seguirte de bien cerquita.
Por cierto, te agradezco mucho que tú también sigas mi blog, me hace muchísima ilusión.
Fantástica tu variante de la tortilla!!
Besos

Juana dijo...

Papambita!, pero que maja que eres!, tienes unas ideas geniales y las expresas genial!..me encantó el cuento del pricipe y la plebeya !!!!
Mas que el real..que por cierto ni segui ni me interesó nada!
Te deseo un feliz dia!!!! y que no se me olvide!, la tortilla estupenda, jugosita!, como debe ser! :)

BLOG DO PROFEX dijo...

Felicidades por hacer un blog tan, tan, tan...rico!
Delicia de tortillas
Besos desde Varginha, Brasil.

Chasky dijo...

Mi madre alguna vez hizo la tortilla así y está buenísima.

A ver si me decido a hacerla yo algún día.

Eva Magallanes dijo...

Se me hace agua la boca, acá en Chile he probado en algunos restoranes españoles esta tortilla y como se dice por aquí "estaba de chuparse los bigotes" y acomodada "a la chilena" la hacen en la casa de mis padres. Me imagino que la tuya aderezada además de tu relato (que me sacó varias sonrisillas, jeee) ha de ser fabulosa. Ahora veré tortilla española por todas partes, joder!, jaaa.
Bueno, me quedo con la tortilla pero paso de bodas y príncipes, jaaa... mis besos y mi alegría por tu visita a mi blog!

don vito andolina dijo...

Hola, íntimo y profundo blog, bellas entradas,si te gusta la palabra infinita, la poesía, te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen día, besos cómplices...

Pilar dijo...

Con calabación, pues también, porque lo bueno con bueno, doble bueno.

Un saludo

H A R R Y G O A Z dijo...

Looks wonderful !!!

impresiones de una tortuga dijo...

Yo, suelo hacerlas por separado, es decir: una de calabacín sólo y otra de patatas sóla, a veces con cebolla, a veces sin cebolla. Según el gusto de cada uno.
Como siempre ¡¡GENIAL, Pambi!!. Un abrazo.

Tu mejor receta dijo...

Impresionante tu receta!

Tu mejor receta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
gratziela dijo...

Muy buena presentación y tortila muy sabroso.

taio dijo...

apetisante

betulo dijo...

Propiamente a la tortilla española le sobran los calabacines; si básicamente es de patatas y huevo, sólamente, un punto de cebolla siempre le viene bien. Los demás añadidos: calabacín o berengena, pimientos..., modifican la "tortilla española" son tortilla de "patatas y clabacín", "... pimientos", "...berenjenas", etc. Y en el desarrolllo de tu receta me ha parecido un cierto abuso del aceite, que puede hacer más pesada la digestión y producir acidez: al sofreir que los elementos naden en aceite, pero antes de mezclarlos con el huevo batido dejarlos excurridos sin que estén muy hechos pues ya se acabarán de cocer dentro de la tortilla.

Una variante que se me ocurrió, y años desùés publicitó el mismísimo Ferrán Adriá por la televisión en España, es; tras una fiesta en que sobraron muchas patatas chips, pues las habíamos comprado a granel; cuando, pasados unos días se reblandecieron, decidí reciclarlas en una tortilla... ¡UUUUUUUUUHHHHMMMMMMMM...!

lola dijo...

Pinta muy bien la tortilla pero nunca le había echado calabacines a la tortilla española si a la de Sacromonte que lleva mucha verdura pero bueno…. Da gusto verla

Muchas felicidades por esta página maravillosa.
Les deseo todo lo mejor


Un abrazo

Maria selma dijo...

Oi passando para uma visita,convido você para visitar o Chá da tarde,gostaria de postar uma de suas reeitas...gostaria muito de ler mas não encontrei google tradutor...
lindo dia
meu site:http://selmaris.blogspot.com/

recetas de cocina dijo...

así se a hacen las tortillas con
cebollita y bien jugosas

como ami me gustan

un saludo gracias

pepe

MON dijo...

Ummmmm... qué lástima no haber podido degustar junto a vosotros ese día... Esperemos que se vuelva a repetir.
Besos

Alicia dijo...

LA TORTILLA ESPAÑOLA ES BUENA CON TODO...FRIA ,CALIENTE,
SI SE LE AGREGA CHORIZO...PESCADO....CARNE....LO QUE SE TENGA EN ESE MOMENTO.
ES DELICIOSA!!!!!!!!!
Y TODOS LA HACEMOS DISTINTA Y TIENE LOS MISMOS INGRDIENTES.
GRACIAS POR TI VISITA.
CHAUCITO