sábado, 16 de junio de 2012

LOS 50 METROS CUADRADOS DE MI LIBERTAD.

Hace cosa de un mes alquilé un huerto de ocio (le llaman así a extensiones de terreno que puedes alquilar en la periferia de la ciudad para cultivar tus propios alimentos).

Son 50 metros cuadrados.
Cuando los vi me parecieron pocos.
Luego los tuve que desbrozar y abonar y me parecieron muchos.
Cuando planté las primeras semillas me volvieron a parecer pocos. 

Ahora que recojo las primeras cosechas me siento una terrateniente.

Hasta fantaseé con la idea de comprar un caballo para poder recorrerlos más a gusto.

Siempre, unos minutos antes de irme, miro mis extensiones de 48 metros cuadrados (yo estoy parada en los otros dos) y con mirada honda e imperturbable… pienso en mis cosechas, calculo las producciones e imagino lo orgullosos que se sentirían mis padres si pudiesen ver lo lejos que ha llegado su niña... (quise cerciorarme así que me comuniqué con ellos por skype y les mostré los cuatro calabacines, cinco rabanitos, dos lechugas y un plato lleno de hojas de acelga que recogí y efectivamente, se veían bastante conmovidos). 

 
La sensación de recoger y cocinar tus propios alimentos es maravillosa.

Quita del medio al intermediario: tu jefe.




En vez de: Trabajo – Salario – Alimento.

La transacción pasa a ser: Trabajo – Alimento.

La sensación de libertad que te invade es tan grande que el 90% del mundo que te rodea pierde todo su sentido. De pronto ves cómo los grilletes de tus tobillos se desdibujan y de alguna forma te sientes más… libre.



¿Móvil? ¿Para que me llame quién? ¿Los tomates?

¿Excel? ¿Para calcular qué? ¿Las ganas de comer zanahorias que tengo hoy?

¿Una reunión? ¿Para debatir qué? ¿Dónde planto el perejil?

¿Moda? ¿Tacones? ¿Maquillaje? ¿Para qué? ¿Para quitar las malas hierbas?

¿Televisión? ¿Para desconectar de qué? ¿De la tierra?

¿El G20? ¿Para qué? ¿Acaso cultivan 20 huertos?


Si tienes posibilidad de cultivar tus alimentos en un huerto, en una terraza, un balcón o cualquier sitio de tu casa donde puedas poner apenas una maceta... hazlo.

Eliminemos a los “intermediarios”.


CREMA DE CALABACINES

La noche de hoy es fresca y apetece regodearse con la que probablemente sea la última crema de la temporada.

Para esta crema he utilizado un calabacín de la huerta. Era tan sabroso que casi no necesité condimentos.

Pretender que los alimentos cojan sabor de un día para el otro con los cultivos “bajo presión” que hacemos, es como pretender que un ser humano, por darle una vitamina especial que lo trasforma en adulto en un año, además de crecer, sea sabio (como ves los calabacines aumentan considerablemente mi imaginación).

Herví un calabacín en agua y sal, lo batí con queso crema y un poco de pimienta y lo serví con nueces y una ramita de perejil para darle un toque de color.

Me lo comí siendo libre.

Que aproveche. 

50 comentarios:

Nadji dijo...

Quelle chance de pouvoir cuisiner ses propres produits. Le goût doit être tellement meilleur.
A bientôt

el herrero dijo...

jajajaj felicidades che por tu nueva independencia y morronesplantá, yo lo he hecho dentro de casa, solo recuperá las semillas que siempre tirás, ponelas al aire libre y si agarran sol mejor, luego hace un almacigo en un balde de esos de 10lts y cuando hayan crecido un poco sus tallitos trasplantalos y tendrás buenas plantas y te aseguro que dan fruto...un saludo friolento de este uruguay casi invernal.

el herrero dijo...

pd: podés criar esas plantas en macetas o recipientes como plantas comunes, las de morrón digo

são33 dijo...

BELA HORTA,ESSE CREME FICOU MESMO UMA DELICIA.
BJS

Veronica Cervera dijo...

Pues me dan ganas de sembrar en mi patio, que es enorme. Pero me pregunto cómo podría cuidarlos si sigo en la oficina :-(
La crema está riquísima y me da mucha envidia sana tanta libertad.
Un abrazo,
Vero

Carolina dijo...

Ains, tú llámame frívola, llámame cómoda o lo que quieras, pero yo te aseguro que no sirvo para eso, chiquilla. Si tuve hace poco unas pocas hierbitas aromáticas plantadas y las pobres tuvieron un final fatídico. Aunque te debo reconocer que cortar perejil o albahaca de tu propia maceta para cocinar es una auténtica gozada.
Bueno, pues me alegra que te sientas feliz con tu faceta de "terrateniente" y que puedas hacer con tu "producción" recetas tan ricas como esta cremita.
Yo de momento, seguiré yendo al súper a dotarme de provisiones, montada en mis tacones, claro ;)
Besitos

Teresa dijo...

Que maravilla tener tu propio huerto y tan surtido!!
Mi madre tiene uno y aunque es trabajoso es una gozada comerte unas papas, calabacines, tomates, pimientos o lo que haya en ese momento justo después de recogerlos, no hay color de los comprados!!
Esa crema tiene un añadido con respecto a otras y es que no puede ser más casera y natural!!
Besitoss

María dijo...

Que maravilla ese huerto te dara miles de alegrias, cuando recojas tus cosechas y hagas delicias con ellas. Besicos
cosicasdulces.blogspot.com

Bertha dijo...

Te he visto como la protagonista de... "Lo que el viento se llevo".Cuando dice que a Dios pone por testigo que nunca más pasara hambre.-Es cierto que en una azotea o en cualquier lugar y más si no tienes una prisa por que crezca se pueden dar muchas cositas.-A que no sabes lo que plante yo en un macetón enorme y no tenía ninguna fé de que se diese; un limonero y, si lo ves las ramitas son canijillas pero el muy...saca unos limones llenitos de zumo que es una pasada eso sí chiquitines pero muy sabrosos.Y ahora viendo lo que se ve :no esta de mas tener un huerto o parcelita.La verdad que con las clases muy de hortelana no me veo:( Pero ya he pLantado mi arbolito, he tenido una hija, y, ahora me falta escribir un libro jejeje.

Un besazo guapísima:)

Bertha dijo...

...ME APUNTO LA RECETA ES QUE HABLANDO SE ME FUÉ LA OLLA UMMM.

otrovikingo dijo...

La huerta que más me gusta es esa que tienes en tu mente, que linda forma de ver la vida....felicidades

Fer dijo...

¡Qué cierto! ¿Ves? Estamos en sintonía: es volver a las bases, a lo esencial, a la libertad y la felicidad que nos regalan los frutos de la tierra. Y así le hacemos un bypass a unas cuantas crisis que andan sueltas amenazando con nuestras libertades por ahí. Esos 50 metros cuadrados seguramente agigantan tu libertad mucho más allá de su superficie real.

¡Que aprovechen!

Un beso.

Anna dijo...

Me encanta tu filosofía de la vida!!!. yo ya tengo el huerto a punto de dar maravillosos tomates entre otras cosas, que delicia disfrutar de estos regalos de la tierra. Un beso

Norma2 dijo...

Siiiiií!...te comprendo! tener una huerta y cocinar lo que ella nos brida nos da mucha felicidad.Pero ojo, no es cuestión de esparcir la semilla y ¡listo!. Como a los bebés hay que cuidarlas y alimentarlas. Por ej. en un rincón de tu terreno tienes que hacer un pozo y allí volcar lo que no uses de tu huerto, cáscaras de huevo y desperdicios vegetales Mezclados cada tanto con un poco de tierra. Al cabo de unos meses tendrás una tierra fértil pasa abonar a tus plantas. En cualquier momento hago una entrada sobre el tema. la agricultura orgánica es un tema que me interesa.
Bueno me extendí demasiado
Besossss

Tracy dijo...

Las cremas me chiflan, hortelana sabia.

Tita Cocina dijo...

Me encnata venir a verte. Siempre me alegras la vida, descubro que no soy la única loca del mundo que cultiva su propio huerto, hace compostaje para fertilizarlo y cria sus gallinas para tener huevos orgánicos y gallinas libres y felices... Una amiga me dice "te buscas más trabajo y por ende los problemas" en parte tiene razón, pero le encanta que le regale frambuesas, lechugas, perejil, ají, frutillas y todo lo que tenga en la huerta. Se va muy contenta con su canastito lleno de cosas orgánicas. en parte tiene razón porque todo esto requiere de tiempo y es el tiempo que hoy carece.
Me alegro por ti, por todo lo que recibirás de la tierra y de lo que la disfrutarás.
Me encantó tu sopa y todos los post anteriores, los difruté y me reí mucho. Me gusta como escribes.
Bss
Tita

Laura dijo...

De verdad que disfruto leyendo tu blog siempre, Papamba ;D
Qué biena idea, es estupendo que tengas ese trocito de tierra para ti sola , para lo que quieras plantar , segun la temporada, es genial!
Y poder hacer todo el proceso y ver su fruto, sin intermediarios , como tu dices...para disfrutar!
Un besito!

mirtita dijo...

Recien descubro tu blog,me ha encantado,tienes una forma muy divertida de escricbir.
QUe hermosa tu huerta yo no pierdo las esperanzas de algun dia tener un espacio asi.
Saludos desde Uruguay

Susana Terrados dijo...

Querida amiga eres única, los demás podemos acercarnos a tu habilidad para contarnos las cosas más simples de la forma más divertida posible y, de paso, reflexionar pero...esto de tus "50 metros" es el colmo de la felicidad. ¡Te felicito! ¡qué ricas serán, a partir de ahora tus comidas! La receta de hoy es ideal...ummm, la estoy saboreando. Un beso y mil gracias por alegrarno la vida un poquito.

Lidia Segura dijo...

Hola encantada de volver a saludarte, no veas la envidia que me das (sana)con lo del huerto, Yo estoy en lista de espera para poder alquilar 50 metros de terreno para poder cultivar, ayer mismo el padre de mi yerno me trajo unos calabacines hermosos y duros, como los tuyos.
Que sigas disfrutando mucho de esos 48 metros de libertad.
Besitos.

Maria Jose Adan dijo...

Hace poco leí en un blog, un huerto cuesta cuidarlo como el cesped y además te lo puedes comer...la verdad es que me llamó la atención la aseveración que por otra parte es lógica. Mis intentos frustrados de comer cosas de lo que planto en la terraza de mi casa hacen que te admire mas. bss Acaramelada

nury dijo...

¡Qué suerte! ¡Vas a comer tomates que saben a tomate!
El padre de una amiga tiene su huertillo en el pueblo y de vez en cuando pillo alguna cosilla. Y lo de los tomates... Puf, es que se nota una barbaridad.
Lleva mucho trabajo, pero el resultado es un lujo. Me alegro mucho por ti.
Besos.

Nica dijo...

Sabía que llegarías lejos. Pero que poseas tierras que pronto recorreras a caballo, que recojas cosechas, que seas tu propio jefe.... Me parece lo máximo!!! Yo quiero trabajar para ti no más tacones, reuniones ni G20 ;-)
Un besazo corazón

Julie dijo...

Genial experiencia, nada como cultivar la tierra, y conocer los espacios. Me encanta, yo vivo en el campo y sé bastante de ello.
Feliz domingo!!!

Tita la mas bonita dijo...

Felicidades! Son emociones indescriptibles que alimentan tu alma mas que sanamente, mil felicidades!
Un Besito Marino

David C. dijo...

Que sensación de libertad.

orquidea59 dijo...

¡Que suerte!, que emoción poder recoger las cosas que siembras. Siempre me ha gustado eso, pero y ahora viene el problema, de donde saco los 50 metros?. Creo que voy a animarme a hacerlo en macetones y a la azotea.
La cremita con producto natural 100% una delicia.
Besos

Antonio Machado dijo...

A idéia de produzir o próprio alimento está ganhando muitos adeptos. A Loyde, minha esposa, está querendo adotar essa linha...
Parabéns pelas belas postagens e um abraço

miscelanea dijo...

Jejje, de verdad que sí que estas cosas saben a libertad! La verdadera revolución empieza por plantar por tus propios alimentos ;)
Nosotros lo practicamos en la terraza y además mi padre tiene un huerto donde pasa su jubilación la mar de feliz (hay fotos en mi blog de su dedicación exclusiva ;)). Y a nosotros comer de nuestra tierra o de las gallinas del terreno nos resulta todo un placer.
ENhorabuena por tu huerto, vale la pena.
Besos

Morguix dijo...

Qué gran placer es esto de cultivar y consumir nuestros propios productos... y qué diferencia de sabor.
Una crema de calabacín exquisita.
Un beso.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Papámba

Qué maravilla poder cultivar tu huerto y recoger los alimentos que vas a cocinar y después comer.

Transmites entusiasmo y alegría. Enhorabuena por todo.

Y la receta, me encanta porque es de calabacines y queso.

Besotes.

Cocinando hacia los picos dijo...

Hola! Soy Cocinando hacia los picos, muchas gracias por seguir mi bog, yo tambien me quedo aqui. Te voy a ser sincera que ahora mismo no tengo tiempo de hojear tus recetucas, pero he leido tu introduccion y me encanta! me lo deberia de aplicar, vivo demasiado deprisa y creo que no merece la pena..intentare hacerte caso.
De todos modos aqui me quedo para seguirte y no perderme nada de nada!!
laura

Carmen Troncoso dijo...

Que maravilla, Papamba, te leo y leo los comentarios y todos felices por tu libertad que haces extensiva a traves de tu blog, libertad para cocinar, para recoger tus alimentos y definitavamente para simplemente ser, te seguimos ciegamente amiga, un abrazo feliz,

Gloria dijo...

Tengo la suerte de disfrutar de un huerto que cultiva mi marido. Está super orgulloso de él, tanto o más que tú, jejeje. Ya mismo llega el tiempo de la recolección de los tomates. Los que no podemos consumir los suelo conservar en tarros de cristal y tengo para todo el año. ¡Son deliciosos! nada que ver con los que se suelen comprar en los supermercados que no tienen sabor.

Un abrazo, hortelana.

llimaverda* dijo...

qué suerte, tener tu propio huerto, bueno yo no me quejo mi padre, me trae de todo, está jubilado y planta de todo, nada cómo lo casero, besos!!!!

Migue dijo...

Te felicito Papamba!! no me cabe duda, que tener tu propio huerto,recogiendo de allí los productos frescos con los que preparas tus alimentos,te gratifica y da sensación de libertad.
Lo que te place no duele hacerlo... trabajar la tierra, sembrar, regar,cubrir de la helada,granizo etc.
Antes era común entre nuestros abuelos,ahora la tierra se usa para construir casas con más césped.
No me dedico al huerto,pero disfruto cuando las plantas que cuido dan flor...
Un abrazo a la distancia.

Carmen dijo...

Enhorabuena por tu huertecito. No sabes la envidia que me das. Te he leído con verdaderos celos y los dientes se me han puesto tan laaaargos que rozan el suelo. Y es que yo quiero uno también.

En Inglaterra, donde viví varios años unos cuantos idem, esto es de lo más normal. Siempre me ha parecido una idea fascinante y, aunque no lo he buscado intencionadamente, he mantenido los ojos abiertos por si en España también se podía hacer. Pero no los he debido de abrir lo suficiente porque tu entrada de hoy me confirma que es posible. Aunque me pillas un poco a desmano, que yo vivo en Madrid.

Sin embargo me has dado esperanzas y has hecho que mi bombilla se encienda de nuevo. Ya tengo un proyecto bajo el brazo nuevo. Yupiiieeeee.

Bss

Carmen dijo...

Ah, y lo del caballo me ha llegado al alma. Jajajaja. Buenísimo !!!

ODRY dijo...

La verdad es que el cáncer de este siglo han sido los intermediarios que lo encarecen todo, llevándose todos los beneficios.
Mientras los que trabajan a duras penas sobreviven.
Hay que estoy mustia, como una lechugina.

Un besote.

Sergio DS dijo...

Alimento para el estómago y mis neuronas, estupenda y saludable combinación.
Me quedo en tu comedor.
:)

Ailyn Sanchez dijo...

Me ha encantado tu huerta, la idea del caballo me parece genial!!
Tengo muchos deseos de tener mi propia huerta desde hace mucho...veo varias recomendaciones en los comentarios que leeré cuidadosamente para tratar de comenzar mi propia huerta aunque sea en macetas.
Saludos!!!!

lola dijo...

Hola!! Buenas tardes me gusta tu blog
Un abrazo y ¡feliz día!
maravillosa receta lo probare

Los blogs de María dijo...

Totalmente de acuerdo contigo

Thony Caro dijo...

HOLA AMIGA: ME ENCANTO LOS G20, AHÍ SI QUE HAY UN GRAN HUERTO, PERO PARECE BASTANTE HOSTIL...JE...JE...
QUE BUENO TENER UNA QUINTA ASÍ Y PODER CULTIVAR TODOS ESOS PRODUCTOS QUE NOS DA LA TIERRA.-
YO, QUE ME CRIÉ EN UNA ALDEA DE BETANZOS (LA CORUÑA) , ME TRAE MORRIÑA.-
UN GRAN ABRAZO Y FELICITACIONES.-

Lapislazuli dijo...

Querida amiga mis sinceras felicitaciones por tu huerta y tu libertad. Hace unos días charlaba con un amigo sobre plantar algunas aromáticas, lo intente pero los animales se encargaron de destruirlas.
Tal vez lo vuelva a intentar
Un abrazo

roxana dijo...

excelente, es mi sueño el tener mis propias verduras y cocinarlas! hay que tener tierra! un gusto!

Ana Cooks dijo...

ME PARECE MUY BIEN!

Tita la mas bonita dijo...

Mira que hasta la comida también necesita ser bella, que su presentación sea impecable... Igual creo que se puede estar a favor de la higiene perfecta, la ética y la estética, sin rayar en los extremos que suelen ser viciosos como los excesos .. yo por ejemplo no me maquillo, solo vaselina en los labios... me cuido la piel con aceite diario después del baño sin secarme... no me pinto las uñas pero si me las mando arreglar.. y el toque mágico va en el atuendo que siempre procuro sea femenino!!

Un Besito Marino!

antonio dijo...

Excelente !!

Abrazos y saludos afectuosos!

sofía dijo...

¡Que grande eres! ¡GENIAL! me encantan las palabras que añades a las fotos de tu huerto, me prestó mucho leerte. Yo también te comprendo porque hace cuatro años que tengo un pequeño huerto y me encanta ir a regar las lechugas, los tomates, el ajo puerro, etc. y la verdad es que como lo de la güertina..... no se compara con nada. Una asturiana. Besinos